miércoles, septiembre 19, 2007

Lo que me dejó un Techo para mi País - Construcción Agosto 2007 en Ate

La primera semana de agosto regresé de viaje a Lima y ya estaba inscrita para la construcción Agosto - 2007 de Un Techo Para Mi País, alisté mis cosas para irme sin saber todo lo que me esperaba. El día 7 de agosto nos reunimos cerca de 500 voluntarios en un colegio de Monterrico, me tocó formar parte de la escuela amarilla(36 voluntarios) y construir en Ate, partimos como a las 9 pm hacia el lugar, demoramos en llegar una hora aproximadamente.

Llegamos a un colegio nacional, del cual no recuerdo el nombre, el primer día nos conocimos, hablamos de lo que sería el resto de la semana, formamos las cuadrillas, jugamos(nunca olvidaré la ameba ameba!) y por supuesto cenamos :D. En los días siguientes vino lo fuerte, desde las 6 am que nos despertaban no parábamos hasta un promedio de las 11 pm, que era la hora que nos retirábamos del asentamiento humano en el que nos tocó construir: La Puntilla - Ate.

Era un cerro con muchas casas, la mayoría de esteras, y la gente que vive ahí es increíble! hay cosas demasiado cosas lindas que nunca olvidaremos. Recuerdo que el prímer día que cargábamos todos los paneles de las casas a los terrenos, era muy complicado no solo por el peso sino por el camino, era muy difícil y angosto. El mayor problema fue el llevar los paneles a la casa que le tocaba construir a la cuadrilla de Mathías, el camino era demasiado rocoso, uno no se podía ni parar bien y menos cargando tanto peso. Terminó el primer día y no pudimos solucionar ese problema. Nos fuimos rendidos de cansancio a eso de las 9 pm a dormir. Al día siguiente llegamos muy temprano al lugar, tipo 7 am, y todos nos quedamos atónitos cuando vimos que aquel camino difícil era ahora una escalera de piedras, los pobladores de dicho asentamiento habían trabajado toda la noche para poder hacer un camino más accesible hacia la casa a la cual le faltaba los paneles, aun sin ser su casa!, fue demasiado increíble lo que sentimos en ese momento. Cosas como esas nos pasaron a cada rato, con cada una de las familias, porque el techo no es solo contruir una casita e irse, es más que eso! es formar un lazo indestructible con personas que no conoces a las cuales vas a ayudar y terminan siendo tus grandes amigos, ellos y sus hijos.

Algunos voluntarios de la escuela amarilla haciendo techito xD

Obviamente me sorprendió la entereza que demostraron no solo los señores y señoras sino los niños que ayudaban muy alegres a cargar cosas muy pesadas, haciendo el mismo esfuerzo que los mayores, incluso ví a niñitos de 5 años cavando en los terrenos diciendo que estaban felices porque ahí iban a vivir.


Javier ayudando con su pala de juguete a nivelar el terreno de su futura casita.

Durante toda la semana de construcción la pasé muy mal en cuestión de salud y obvio! mi espalda y todo mi hermoso cuerpecito pedía auxilio! pero ni eso me hizo flaquear(no hagan roche xD) porque sentarme y ver que mis amigos seguían sudando la gota gorda era algo que simplemente no me podía permitir(aunque a veces si me tomaba unos descansitos =P).


Estaba muy cansada, me quedé dormida sobre la puerta y la niña me tapó :S

La primera casa que construí fue la del Señor Luis, cuyo hijito mayor se llama Javier y es un niño precioso, que para variar no me daba bola. Cuando inauguramos su casa, Javier nos dió las gracias porque antes no podía usar el skate que le habían regalado en navidad ya que el piso era de tierra y ahora estaba feliz jugando de un lado para otro en su nueva casa.

Javier en la inauguración de su nueva casa :)

Así pasaron los demás días, hasta que el domingo fue la ceremonia de entrega de certificados de las nuevas casas, fue reconfortante ver como sonreían e incluso lloraban de felicidad los señores al ver que no había sido mentira(para ellos una más de tantas) el hecho de que iban a tener una mejor condicion de vida y que es solo un paso que les ayudamos a dar para que puedan aspirar a contar más adelante con una casa de material noble.

Regresamos a Lima como a las 2 am, y por alguna razón ya no era lo mismo, algo en mi había cambiado, hay muchas cosas que contar acerca de esa semana pero ni en el post más largo de la historia podría transmitir todo lo que eso significó no solo para mi, ni para la escuela amarilla, sino estoy segura que para todos los cerca de 500 voluntarios que construimos en Pamplona, Ventanilla y Ate. Porque el Techo! es el Techooo señores :D

Y como por ahí dicen que una imagen vale más que mil palabras y supongo que un video vale muchas más palabras aun, hice uno como tributo a la escuela amarilla, a los voluntarios, pero sobre todo a las personas de la Puntilla, que nos enseñaron muchísimo más de lo que ellos creen.


7 comentarios:

Droper dijo...

que linda experiencia!

Tengo alguna experiencia en construcción y esta es bien cansadora, bien por ti ;)

Burzredion dijo...

Felicitaciones Kari,tu siempre soprendiéndonos, debe ser una experiencia única la de poder ayudar a quien lo necesita y que muchas veces es injustamente olvidada y relegada. Bueno, yo me registré en la página web, pero eso es suficiente? o hay otra forma de contactarlos para poder participar y aportar.

Saludos,

atormentado dijo...

pucha Karina, que te puedo decir. me emocionaste con este post.
SIento una envidia (sana) por el momento que viviste.
Todos deberiamos una vez en la vida vivir momentos como estos. Como tu dices las personas, cansadas de tantas promesas les debiò parecer increible ver con sus propios ojos como se hace realidad el sueño de la casa propia.
Realmente increible.
me lei el post dos veces. terminé y volvì a empezar (mientras esperaba a que cargara el video).
Trate de imaginar todo lo que narrabas, esa foto del niño con su lampita me mató.
es increible como a veces uno tiene tanto tiempo libre y no sabe en que aplicarlo. Esos dias que udss les brindaron de su vida a estas personas es algo que quedara marcado para ambas partes. Al regresar a sus cassas supongo que retornaron con algo mucho mas que plena satisfaccion. con algo nuevo que apartir de ahora los hara ver las cosas de otra manera, pero tambien al irse dejaron una parte de uds con todas esas familias.
mejor ya termino esto.
si yo, al ver sólo este post senti todas esas sensaciones, ya me imagino como se habran sentido uds.
felicitaciones por el trabajo realizado.

Julio

roche dijo...

Te felicito por ese increíble esfuerzo por ayudar a otras personas.

Cuantos Techos construyeron al final?

A bueno y espero que nos sigas comentando sobre esta esperiencia a nivel personal.


P.S
Que diablos significa roche? :P

karivit dijo...

burzredion: No es suficiente, te recomiendo que llames al 4413306 y pidas informes, todavía están yendo a Pisco los fines de semana. Mira este flyer ---> pincha aquí

atormentado: No te imaginas lo increíble que fue! :D pero tu también puedes tener experiencias así... animáte!

roche: En esa construcción entre todos los voluntarios logramos 150 casas, aunque no ha sido mi única construcción. P.D. ¿no sabes que significa roche? jaja

roche dijo...

Karvit: Me imagino que no debe ser algo muy bueno por el contexto, que roche! xD

atormentado dijo...

en mi comentario anterior olvide mencioanr que me llego un flyer a mi correo. me lo mando una amiga hace una semana atras masomenos.
pero mi trabajo y mi horario tan complicado no me permite salir de lima por mas de un dia (el flyer era para ir a pisco).
El otro dia estuvo a punto de ir a travez de un grupo parroquial que dirige un amigo pero al final el chofer del bus que contratamos nunca se aparecio. (cosas del destino).